Camino Sinodal – Comunidad San Antonio

TERCER TEMA SINODAL : LA IGLESIA COMO ORGANIZACIÓN

 

  • ¿Conozco algo de la organización institucional de una diócesis? ¿Qué opino de su estructura jerárquica (obispos, sacerdotes, fieles) tal como está organizada? ¿Propondría algún cambio en ese funcionamiento?
  • La progresiva escasez de fieles, la mayor aún de sacerdotes, obligan a cambiar algunas formas de organización eclesial. ¿Te parece que se está previendo eso? ¿Percibes algunos cambios organizativos y de procedimiento dentro de nuestra iglesia navarra? ¿Qué opinas sobre los diáconos permanentes? ¿Propondrías algunos cambios que veas realistas y necesarios?
  • ¿Participo de alguna manera en esa estructura organizativa de la Iglesia navarra? ¿De qué manera? ¿Estoy satisfecho con mi participación concreta? ¿De qué otra manera podría hacerlo?
  • A tu parecer, ¿la Iglesia debe manifestarse como organización corporativa en el interior de la sociedad civil? ¿Cómo lo está haciendo? ¿Estoy de acuerdo con esas prácticas? Propuestas nuevas.

 

 

PRIMER TEMA : LA IDENTIDAD CRISTIANA

  • ¿Me defino como persona católica cristiana? ¿De otra manera?
  • ¿Qué significa eso para mí? Ampliar un poco el tema de identificación personal.
  • Mi identidad como creyente se refiere ¿a una doctrina, a una tradición, al seguimiento de Jesús, a una forma ética de vivir, a la vida en común con una comunidad de creyentes? Cada quien desarrolle un poco su manera personal de identificarse en este aspecto creyente/religioso.
  • ¿Qué es lo que me ayuda más a seguir siendo cristiano, a desarrollar mi fe? Concretar las acciones, señalando (si fuera el caso) otros elementos: con quiénes lo hago, en qué lugar…
  • ¿Cuáles son, en este momento, las mayores dificultades para vivir y desarrollar mi fe o la vida cristiana que quisiera llevar?

**********************

 

SEGUNDO TEMA SINODAL : MI VIDA ECLESIAL

Compañeros de viaje

  • ¿Qué estilos (formas de vivir la fe) conozco, a mi alrededor, en cuando a la comprensión y práctica del catolicismo?
  • ¿Cuál es mi relación con esos creyentes? ¿El que existan, para mí es una dificultad, una riqueza?
  • ¿Cómo plantearía yo la convivencia o la colaboración dentro de esas diferentes prácticas eclesiales? ¿Hay alguna de esas actitudes que yo considero inadmisible?
  • ¿Qué otras búsquedas espirituales, diferentes a la católica, conozco en mi entorno?
  • ¿Considero que los jóvenes encuentran un lugar apropiado en nuestra iglesia? ¿Debiéramos hacer otro tipo de ofertas para ellos en formación, liturgia, etc.?
  • ¿Qué hacer con tantas personas que quedan al margen de la práctica eclesial? ¿Estamos abriendo “atrios de gentiles”, lugares específicos de diálogo y convivencia con ellas?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *